CARACAS, VEN – Tal como se sospechaba desde que asumió el poder, archivos médicos oficiales encontrados esta mañana han confirmado que Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, no tiene sangre en la cara. La historia clínica de Maduro, la cual se cree fue extraída de su residencia personal, revela la ausencia de flujo sanguíneo en el rostro del mandatario, lo que lo libera de cualquier remordimiento ante la situación que atraviesa su país y de la que es principal responsable. “Son muy raros los casos de individuos con tan poca sangre en la cara.” señaló el doctor Adalberto Moreno, indicando que la falta de glóbulos rojos y blancos en el rostro de Maduro es lo que lo priva de sentimientos como la vergüenza y la empatía frente a los millones de venezolanos pasando hambre todos los días. “No hay que ser médico para darse cuenta.” finalizó.