LIMA – Tras conocerse que más de 18,000 policías a nivel nacional sufren de sobrepeso, lo que en muchos casos dificulta sus tareas laborales de resguardo ciudadano, el ministerio del Interior anunció que se tomarán medidas inmediatas con el fin de mejorar esta situación. El anuncio fue dado por el titular de la cartera, Carlos Basombrío, indicando que como primera acción se prohibirá que los agentes policiales utilicen el dinero de las coimas en “golosinas sin ningún valor nutricional”. “Ya no habrá más policías pidiendo pa’ la gaseosa. De ahora en adelante, ese dinero solo podrá ser usado para comprar agua, fruta, un yogur, etc.” explicó el ministro. Se espera que los resultados de esta medida sean visibles en “tan solo unos meses”, y de esa forma educar a la población policial hacia un estilo de vida más saludable. “Así que le digo a la población: si un policía te pide pa’ la gaseosa, tómale una foto y denúncialo. Te aseguro que la próxima vez se come su manzana calladito.” finalizó.