LIMA – El reconocido intelectual, periodista y conductor de televisión Marco Aurelio Denegri sorprendió a todos esta mañana al declarar que los anteojos que utiliza desde su primera aparición televisiva en 1973 no cumplen ninguna función, y no son más que un “mero accesorio estético”. El destacado sexólogo indicó que posee una visión “prácticamente perfecta” y que utiliza esos gruesos lentes para conseguir una apariencia “más intelectual”. “En esa época a nadie le interesaba la opinión de un joven sexólogo a menos que tuviera algo especial. Mis anteojos me pusieron en televisión.” explicó el conductor de La Función de la Palabra, agregando que lo primero que hace al terminar de grabar es quitárselos. “Sé que puedo decepcionar a mucha gente que me sigue desde hace años, pero tengo que admitir que mis anteojos son, usando un término muy común estos días, pura ‘finta’.” finalizó.