LIMA – Tras seis meses de construcción y una inversión de más de dos millones de soles, el Instituto Peruano del Deporte inauguró en Lima el estadio San Juan de Lurigancho, primera cancha de tierra sintética del país. Según explicó Saúl Barrera, presidente del IPD, el proyecto forma parte de la nueva política de reducción de costos de mantenimiento de estadios, debido a que resulta “mucho más económico” conservar en buen estado las canchas de tierra artificial. De acuerdo con Barrera, durante el 2017 se realizará la remodelación de cinco estadios de primera división que se encuentran en “pésimas condiciones”, dotándolos de “la más moderna tecnología en tierra sintética”. “Si queremos mejorar el nivel del fútbol peruano, tenemos que empezar por nuestras canchas.” finalizó.