Tras el masivo éxito de Pokémon Go, cientos de activistas anti maltrato Pokémon alrededor del mundo han salido a las calles a protestar debido a que, hasta ahora, son miles los Pokémon que han sido capturados y alejados a la fuerza de su hábitat narural. Según indicó Alberto Manrique, portavoz del grupo Dignidad Pokémon, el aumento en la captura de estas criaturas incluso pone en riesgo diversas especies en peligro de extinción.

“Los Pokémon deben vivir libremente en su propio hábitat.” señaló Manrique, explicando que la gran mayoría de ellos son separados de sus familias contra su voluntad; “Aunque intenten resistirse a ser capturados, no hay nada que puedan hacer frente a una Pokébola.” añadió. Manrique, además, explicó que esta práctica se da de manera informal, por lo que “no se puede saber con certeza” cuántos Pokémon han sido capturados.

Si bien aún no se ha avanzado mucho mundialmente en materia de derechos Pokémon, este tipo de manifestaciones buscan despertar la conciencia de la gente sobre el tema. Como se recuerda, hace tres meses, cuatro activistas se encadenaron a la entrada del nuevo parque de diversiónes Poképark en Japón, y permanecieron sin comer por cinco días.