REIKIAVIK, ISL – Esta mañana, el capitán de la selección islandesa, Aron Gunnarsson, habló de la derrota contra Francia por la Eurocopa e indicó que “el partido de vuelta será otra historia”, lo que causó desconcierto y varias risas entre las decenas de periodistas asistentes del extranjero. Tras explicarle que Francia jugará contra Alemania este jueves, Gunnarsson indicó sentirse “decepcionado”, pues estaba “segurísimo” de que jugarían contra los galos.

“Ya jugamos en Francia. Ahora toca aquí, ¿no?” preguntó confundido el futbolista islandés ante las risas de varios periodistas. Según explicó, los torneos en Islandia suelen ser con partidos de ida y vuelta, por lo que estaban “convecidos” de que tendrían revancha; “¿Es en serio? Acabamos de entrenar hace media hora.” añadió mientras personal de seguridad retiraba de la sala a un reportero italiano que no paraba de reirse. “No sé como se lo voy a decir al resto.” finalizó.

Como pudimos conocer, si bien Islandia esperaba “la comunicación de Francia” para establecer la fecha del partido de vuelta, ya se habían repartido los derechos televisivos y se habían instalado doce pantallas gigantes en las principales ciudades del país para que todos puedsn seguir el encuentro.