LIMA – En una audiencia realizada anoche en la Sala Penal Nacional, el juez ordenó la salida del país de la primera dama, Nadine Heredia, con el objetivo de impedir que siga interviniendo en el acontecer político nacional. La medida, elogiada por un muy amplio sector de la clase política, se hará efectiva el día 28 de julio y tendrá una duración de un año.

“La decisión es inapelable.” señaló el juez ante los asistentes a la audiencia, indicando que antes de que Pedro Pablo Kuczynski termine su juramentación como presidente, la actual primera dama “ya deberá estar sentada en el avión”. Además, explicó que “para comodidad de la señora Heredia”, todos los gastos los pagará el Estado, y que “cualquier intromisión” de la primera dama en la política peruana “agregará un mes más” a la condena.

Tras más de media hora de audiencia, el juez dejó claro que la medida busca beneficiar tanto a Nadine Heredia como al país; “Que se vaya y no se meta, nomás.” finalizó.