LIMA – Tan solo minutos después de terminado el segundo debate presidencial, la candidata Keiko Fujimori protagonizó un momento incómodo al calmar la sed luego del extenso intercambio con su contrincante. A la lideresa de Fuerza Popular visiblemente le tembló la mano mientras llevaba un vaso con agua a su boca, por lo que derramó casi todo el líquido en el piso.

El bochornoso incidente ha sembrado dudas entre quienes creen que a Keiko no le temblará la mano a la hora de combatir la inseguridad ciudadana. Carlos Bruce, congresista electo por Peruanos Por el Kambio, consideró lo ocurrido como una “clara contradicción” por parte de la candidata naranja. En tanto, Luis Galarreta, parlamentario de Fuerza Popular, pidió “no caer en provocaciones de la prensa” y aseguró que a Keiko “nunca más le temblará la mano”.

Sin duda el más afectado por el incidente fue Feredico Salazar, moderador del debate, quien resbaló con el charco de agua y se fracturó una costilla al caer.