CARACAS, VEN – Las palomas de Venezuela viven sus días más duros. Debido a la escasez generalizada que se vive en el país desde hace meses, los ciudadanos están dejando de darles las migajas de pan que necesitan para sobrevivir, y ya se han reportado varios casos de palomas desnutridas en las calles. Mientras que antes la Plaza Bolívar era el lugar de encuentro para cientos de aves en busca de sustento, hoy se encuentran muy pocas, delgadas y enfermas.

Albert, paloma local que solía acudir todos los días a la plaza más importante de la capital para alimentarse, nos contó el drama que viven: “Antes la gente nos tiraba grandes montones de migajas y podíamos quedarnos por horas comiendo.” señaló el ave, quien ha adelgazado 300 gramos en los últimos dos meses. “Ahora debemos conformarnos con muy poco.” añadió. Incluso, nos cuenta Albert, no solo ha disminuido la cantidad de pan que les arrojan, sino también su calidad: “Recuerdo los días en que nos tiraban pedazos enteros de pan baguette. Hoy con un pedacito de borde de pan de molde me doy por bien servido.”

Según pudimos apreciar, la situación se ha vuelto tan crítica que mientras entrevistábamos a Albert, un grupo de palomas desesperadas se avalanzó sobre una niña de 8 años para despojarla de su último pedazo de queque, causándole graves heridas.